2018-10-18

Susana Brescia es autora del libro Medicina y terapia floral, una historia del pensamiento médico de Hipócrates a Edward Bach.

La medicina alternativa tiene sustento científico y los tratamientos con las flores del médico Edward Bach forman parte de esta búsqueda, según el abordaje que realizó la médica Susana Brescia.

“Bach no fue reconocido por sus pares, así es que le enseñó su técnica a sus colaboradores; los efectos de su terapia no los alcanzó a ver entre sus pacientes”, explicó Brescia.

La misma desconfianza y decortesía profesional que corrió entre el 1930 y el 1936 se repite en la actualidad. En 2004 Brescia publicó en la revista de los “Archivos Argentinos de Pediatría”, un seguimiento de la opinión de 190 médicos sobre las terapias alternativas.

 

“Yo les dije en un seminario de Pediatría en el que me dieron 15 minutos para presentar: no se pueden oponer a lo que no conocen, conozcan más y háganlo a través de la observación científica”, en tanto agregó que “si no se abren los hospitales y a las cátedras para que permitan hacer investigaciones clínicas, no vamos a poder investigar la importancia de la terapia floral”, sostuvo.

La médica fue directora general de Salud Pública en Neuquén, vicedirectora del Instituto Nacional de Rehabilitación en Núñez, directora del hospital de Roca y directora de Maternidad e Infancia en la época de la presidencia de Arturo Illia, entre otros pergaminos.

 

Cuando se jubiló, una enfermedad que no logró paliar con muchos tratamientos de la medicina tradicional, la llevó hacia las terapias homeopáticas y los tratamientos alternativos. Al cabo de unos años incursionó en los tratamientos con las flores de Bach, que le habían dado resultado en sus dolencias. “Nunca dejé de estudiar; y para cuando regresé al Valle en 2005 – 2006, tenía algunos pacientes en Buenos Aires y me dediqué aquí a los tratamientos florales”; sostuvo.

En esos años “fui encontrando menos resistencia” en el espacio médico, aunque cuando quiso alquilar un consultorio junto con otros colegas, los profesionales le plantearon a los dueños de que si se instalaba la terapia de flores, se iban. Vencidas algunas resistencias, durante casi 6 años atendió en consultorio en edificios compartidos por psicólogos. “Lo que tiene la terapia floral es que no hace mal, no se envenena a nadie. Con este libro también busco acercar a los terapeutas a la medicina”; indicó.

El libro aborda en una primera parte la historia del pensamiento médico hasta Bach en 1936, luego plantea la base científica de la terapia floral, las investigaciones existentes y en el final, una reseña de unos 25 casos de experiencias clínicas, basadas en la sanidad de alguna de sus propias enfermedades y las experiencias de un grupo de sus pacientes de los más de 180 personas que atendió con la terapia floral.

Ya retirada a sus 83 años, Brescia indicó la necesidad de despertar la curiosidad científica de los médicos para abordar las terapias alternativas.


Medicina y terapia floral.
Susana Brescia.

Fruto de una larga tarea de investigación, la Dra. Susana Brescia presenta en esta obra un recorrido por la historia de la medicina, desde Hipócrates a Edward Bach, a través de los distintos paradigmas médicos que dominaron cada época, para llegar a la concepción del enfoque de la Terapia floral, sus influencias, el sistema terapéutico desarrollado y las bases científicas que lo sustentan.

Disponible en www.gaiaesencias.com
$ 13.590


Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments