La luna y su efecto en las plantas

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

El aprender a utilizar las fases para sembrar, cosechar y trasplantar logra que aumentemos la producción, así como la calidad y que nuestras plantas estén mas sanas

Raul Mannise

Hace ya 20 años que planto, pero siempre de manera autodidacta, preferí aprender de la experiencia, ya que para mi este siempre a sido el camino idóneo para aprender, pero desde hace un par de años me lo tome mas en serio, y sentí la necesidad de aprender mas y conocer de las experiencias de otras personas, por ese entonces asistí a una charla sobre cultivo biodinámico, como en toda charla donde te quieren vender algo, algunas cosas eran cuento y otras funcionan muy bien, otras se hicieron así toda la vida, el tema que las maquinas y la comodidad nos hicieron olvidarlas.

Una de las cosas que rescate fue la importancia de la luna, hasta ese día nunca me lo había puesto a pensar y en su momento cuando lo escuche lo encontré como algo lógico después de todo la luna es como un espejo que refleja la luz del sol, por lo que es de esperar que esa luz solar extra, ocasione variaciones en el comportamiento de las plantas, aunque como supe mas tarde no es solo la luz, también afecta al magnetismo y hasta las corrientes marinas, por la cercanía o lejanía de la luna con la tierra según la fase.

Me puse a investigar sobre el tema, y para mi sorpresa no es algo nuevo, capaz sea algo caído en el olvido de algunos, pero desde el antiguo egipcio hasta nuestros días los buenos agricultores saben que las distintas fases lunares, influyen en la manera en que se mueve la savia de las plantas, en la germinación y producción de las mismas.

Luego que aprendí como utilizar la luna a mi favor, comencé a experimentar y los resultados son mas que alentadores, el aprender a utilizar las fases para sembrar, cosechar y trasplantar logra que aumentemos la producción, así como la calidad y que nuestras plantas estén mas sanas.

Y ahora que entramos en materia veamos como funciona la cosa según las fases:

Cuarto creciente
Como sugiere el nombre la disponibilidad de luz va en aumento en esta fase por lo que las plantas tienen un crecimiento balanceado, sobre todo crecen en follaje y raíz.
Es un buen momento para sembrar debido a que el agua se mueve hacia arriba en el suelo y las semillas disponen de mas agua, lo mejor en hortalizas es sembrarlas un par de días antes del cuarto creciente, germinaran antes y en forma más pareja que en otros periodos.
Luna llena
Es la fase con mas luz, las raíces crecen poco pero la hojas están en auge.
El agua y la savia fluyen con fuerza por el tronco las ramas y el follaje, no es buena época para hacer esquejes, es un buen momento para cosechar frutos y hortalizas de hoja.
Cuarto menguante
La luna empieza a disminuir, y todo va hacia abajo, por lo que es buen periodo para trasplantar, ya que el sistema radicular se ve potenciado en esta fase, también es el momento idóneo para sembrar aquellas hortalizas de raíz como las zanahorias.
Luna nueva
Esta fase es conocida como fase de reposo, con muy poco luz o ninguna el crecimiento es muy lento.
Es un buen momento para cosechar plantas de raíz como las zanahorias y para labores rutinarias como quitar hierbas, podas, aporques, tutorados, abonar etc.
Funte: Ecocosas

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments