Sol en Libra


“Elijo el camino que conduce entre dos grandes líneas de fuerza.”
Reunión de meditación: Jueves 5 de octubre, 20.00 hrs.
Lugar de meditación: Roberto del Río 2141, Providencia.

Torkom Saraydarian

En la época de cada luna llena, nuestra Entidad Solar, el Logos Solar, toma contacto con la Vida mayor de uno de los signos zodiacales. Podemos imaginar al zodíaco como un gran reloj, cuyas agujas simbolizan nuestro Sol. Cada mes, una aguja viaja de un signo a otro encauzando la energía de ese signo a los planetas o vidas del sistema solar. La otra aguja, que es, la más lenta, viaja de un signo a otro en 2500 años. Y podemos imaginar incluso otra manecilla más lenta que realiza un giro en torno del zodíaco en 25.000 años. Hay aún otra manecilla que viaja en torno de un zodíaco más grande, en 250.000 años. Esta es la polarización espiritual de nuestro Sol y su contacto con la luz mayor de la inspiración, la energía y la guía para todas las vidas que viven en su radio.

En cada luna llena, durante tres días, los rayos del Sol transmiten directamente la energía del signo dentro del campo energético con el que se impregna nuestro Sol. Esta precipitación llega a todos los subplanos del plano cósmico físico e inspira, alienta y desafía a todas las vidas que se hallan en estas esferas a avanzar por el sendero de su perfección.

En cada luna llena, una diferente combinación de energías se derrama sobre la tierra, dándonos así una ocasión de completar nuestra evolución y crecer armoniosamente. A iniciados y discípulos se los invita a seguir los pasos del Sol cada mes, observando especiales meditaciones, y a tratar de entrar en contacto con las energías de la constelación en que se halla nuestro Sol. Así, reciben inspiración consciente y viven en una vida más profunda y creadora.

Libra encauza la energía del tercer rayo. Esta energía nos llega a través de dos regentes: Urano y Venus. El rayo de energía que proviene de Libra se divide en dos partes: el aspecto superior va a Urano, y así la energía de los rayos tercero y séptimo se mezclan y funden; el aspecto inferior del tercer rayo se funde con la energía del quinto rayo procedente de Venus, y así los rayos tercero y quinto forman una nueva combinación.

La combinación de los rayos terceros y séptimo ofrece una formidable oportunidad para que la humanidad use inteligentemente la energía y la materia para fomentar el Plan divino en la tierra.

La combinación del tercer rayo y del quinto rayo ofrece otra gran oportunidad a la humanidad para que una la brecha entre la mente inferior y la superior, entre el pensamiento abstracto y el concreto, y realice nuevos y sensacionales avances en el campo de la educación.

El tercer rayo, el rayo de la Inteligencia Activa o de la adaptabilidad selectiva es el rayo de la filosofía y la comunicación. Las virtudes del tercer rayo son:

  • sinceridad de propósito;
  • capacidad de concentración en estudios filosóficos;
  • reticencia;
  • cautela;
  • ausencia de la tendencia a preocuparse por sí o por los demás por banalidades.

Los vicios son:

  • orgullo intelectual;
  • frialdad;
  • aislamiento;
  • imprecisión en pormenores; ausencia mental;
  • egoísmo;
  • crítica excesiva de los demás.

Las virtudes a cultivar son: simpatía;

  • tolerancia;
  • devoción;
  • exactitud;
  • energía;
  • sentido común;

Cuando el Sol entra en el signo de Libra, los librianos y quienes quieren desarrollarse científicamente deberán meditar en las virtudes a cultivar y precaverse de los vicios.

También es importante recordar que el rayo de la personalidad de nuestro Logos planetario es el tercer rayo y éste da apoyo complementario a la energía Iibriana y afecta la vida del planeta en mayor extensión.

El regente exotérico canaliza la energía del quinto rayo. Las virtudes del quinto rayo son.

  • exactitud;
  • justicia;
  • perseverancia;
  • sentido común;
  • rectitud; independencia; intelecto agudo.

Los vicios son:

  • dura crítica;
  • estrechez mental;
  • arrogancia;
  • temperamento rencoroso; falta de simpatía y reverencia; prejuicio.

Las virtudes a adquirir son: reverencia;

  • simpatía;
  • devoción;
  • amor;
  • amplitud mental.

El estudiante de la sabiduría podrá usar esta lista como pensamientos-semillas para la meditación y para sacar energía de Venus. El desarrollo es la clave para hacer que la energía corra dentro de nuestra aura.

El regente exotérico es Urano. Urano canaliza la energía del séptimo rayo. Las virtudes del séptimo rayo son:

  • fortaleza;
  • perseverancia;
  • valentía;
  • cortesía;
  • extremo cuidado en los pormenores;
  • confianza en uno mismo.

Los vicios del séptimo rayo son:

  • formalismo; gazmoñería; orgullo;
  • estrechez mental;
  • juicio superficial;
  • supercomplaciente opinión respecto de uno mismo.

Las virtudes a adquirir son: amor;

  • concreción de la unidad; amplitud mental;
  • tolerancia;
  • humildad;
  • gentileza.

Si se medita apropiadamente sobre las “virtudes a adquirir” para los rayos tres, cinco y siete, se podrá aumentar tres tipos de Voluntad. La voluntad de evolucionar es el don del tercer rayo, que se relaciona con el centro laríngeo. La voluntad de actuar es el don del quinto rayo, que se relaciona con el plexo solar. La voluntad de expresar es el don del séptimo rayo, que se relaciona con la base de la columna vertebral.

Es interesante notar que durante los tres días de contacto del Logos Solar con la constelación, la esencia espiritual de todas las formas vivas se polariza hacia el signo.

El hombre promedio, o cualquier forma de vida inferior no es consciente de esto, pero, a medida que avanza por el sendero, se abstrae de todos sus obstáculos y siente una polarización hacia el signo zodiacal a través del Sol.

El contacto del Sol con el signo es una forma de abstracción, que crea un gran vacío magnético por el que todas las Chispas vivas se polarizan o son atraídas hacia el punto de contacto del Sol.

Astrológicamente, el hombre se divide en doce zonas. A su tiempo, doce virtudes deberán alcanzar su expresión suprema en el hombre. Cada zona del hombre es tocada por la energía del mes, y si esa energía se asimila conscientemente y se expresa creativamente, esa zona del hombre se desarrolla y florece.

Así, mes tras mes, se tocan todas las zonas, y la vida espiritual del discípulo o iniciado avanza como una espiral.

Cuando aprende las lecciones de todos los signos, en vez de viajar en el sentido de las agujas del reloj a través de la influencia de los signos, el hombre invierte su dirección y empieza a marchar en el sentido contrario a las agujas del reloj. La razón para que avance en sentido contrario a las agujas del reloj es apartarse y liberarse de todos los logros pasados, y entrar en otra dimensión del conocimiento y del trato con la Vida cósmica.

En el sendero de la evolución sobrevienen instantes en los que un iniciado es un ser totalmente nuevo, como si jamás hubiese vivido dentro de cualquier otro plano. Esto no significa que nazca un vacío en la línea de su continuidad de consciencia, sino que toda su interpretación, traducción y comprensión de su vida y planes anteriores se esfuman y para él todo es nuevo. Desaparecen los viejos valores; el viejo modo de interpretación y traducción de objetos y relaciones desaparece como una nube en el cielo.

Existe toda la vida, pero no nuestra traducción de ella. Una vez que invertimos nuestra dirección, se disipan o destruyen todas nuestras evaluaciones anteriores para que podamos penetrar en una nueva dimensión.

Libra o el equilibrio es un símbolo de progreso siempre creciente. En Astrología Esotérica leemos que “La Luz de Libra impulsa al descanso.” Es interesantísimo pensar en esta frase. La Luz de Libra impulsa al descanso, pero porque esta Luz nunca cesa de moverse, jamás descansa. El equilibrio es un estado temporario de realización, en el que prosigue una batalla muy misteriosa para romper la cristalización del equilibrio.

Es más difícil romper la cristalización del equilibrio que lograr-lo. El logro es fácil porque tenemos más espíritu y menos materia (de otro modo no se lo podrá lograr). Pero cuando estamos en un estado de equilibrio, las dos fuerzas de espíritu y materia son iguales, y es más difícil romperlo. He ahí porqué se necesita la intervención del Angel Solar y luego la intervención del Maestro, de la Jerarquía o de Shambala para romper la cristalización del equilibrio.

Equilibrio significa usar las energías positivas y negativas o el espíritu y la materia en una proporción tal que la Chispa se desplace sin perder la dirección. Esto se parece a un pájaro que puede usar su ala derecha o izquierda para impulsar su cuerpo hacia adelante. Pero, a medida que la Chispa avanza, necesita un nuevo nivel de equilibrio. El equilibrio es la ley de la armonía en el color, la forma, el movimiento y el sonido:

Una pintura está en equilibrio cuando se usan los colores correctos y se exhibe el simbolismo correcto, de modo tal que el significado no tenga dificultad en revelarse.

El bailarín con todos sus movimientos o desplazamientos está en armonía con la música en un grado tal que casi oímos la historia y el motivo del baile y se revela el misterio de la música. Los

El equilibrio es una condición para impulsar a la Chispa hacia adelante. El equilibrio no es una meta sino un medio para perpetrar el movimiento hacia la meta. Cuando un hombre trata de alcanzar el equilibrio a través de su meta en vez de sus medios, hay cristalización, decadencia y muerte. Sus modos y medios deben estar tan sincronizados que permitan que la meta expandente se desplace firmemente hacia adelante. Así, la interacción de espíritu y materia se sincroniza y equilibra para que la Chispa pueda avanzar. El equilibrio se logra a través del desarrollo de la voluntad. Un equilibrio es reemplazado por un equilibrio mayor a través del poder de la voluntad. El poder de la voluntad es la línea vertical que transporta el secreto del equilibrio. Los platillos son energías que entran y salen, y cuando se equilibran, se alcanza el equilibrio.

El equilibrio hace libre al hombre. Un pájaro que vuela está en equilibrio: sus dos alas son dos brazos y el cuerpo es la fuente de energía o el punto de apoyo para impulsarlo hacia adelante.

El equilibrio verdadero es un estado de avance y cambio perennes de los vehículos que procuran armonizarse con la velocidad y la altitud crecientes de la Chispa interior. Si el equilibrio no satisface las necesidades de la Chispa que avanza, podemos decir que el equilibrio se cristaliza y la Chispa cae prisionera.

Grandes ejemplos de equilibrio son los mundos, las estrellas, los sistemas solares o las galaxias, que se mantienen en un estado de equilibrio a través de las fuerzas de atracción y rechazo. Tal estado no e: inercia sino un estado de intensa actividad de fuerzas, centros y se res.

Es en este estado de equilibrio que la flecha de la evolución podrá hallar ocasión de pugnar hacia el Infinito. La paz y el equilibro tienen estrecha afinidad. La paz, como la verdad, no puede enseñarse, no se puede transferir a otro, la paz no puede comprarse, pero puede lograrse. Es la flor del ser. No podemos adquirir la paz, pero podemos ser pacíficos. No podemos importar la verdad, pero podemos convertirnos en la verdad. La paz crea un estado de consciencia en el que se forman las actividades más creadoras. La paz crea la base sobre la que se mueven los dos brazos de la balanza, o sobre los que se mueven las dos alas del pájaro, o el punto de apoyo sobre el que se ponen en movimiento los remos.

Asimilando y viviendo a través de las energías de Libra es que somos admitidos en el centro en el que “se conoce la voluntad de Dios”. Es interesantísimo que Shambala, siendo una etapa de intensísima actividad de energías, se llame la Ciudad de la Paz.

Cuando Cristo dijo que El no vino a traer la paz sino la espada, proclamó una gran verdad. Nadie podrá tener paz, hasta que alcance un estado de equilibrio, un estado balanceado, en el que su progre-so espiritual no sea obstaculizado por problemas físicos, emocionales, mentales, personales o sociales. La espada a la que El se refiere es el símbolo del poder de la voluntad y de la decisión. La paz sólo podrá realizarse usando el poder de la voluntad y desarrollandolo hasta su grado más alto posible en el nivel de la Chispa que avanza.

Los brazos se equilibran con la inspiración que reciben y la creatividad que expresan. Cuando existe inspiración potente pero no hay modos ni medios para la expresión creadora, el hombre se paraliza. Por otro lado, cuando no hay inspiración pero sí esfuerzos y acción para crear, el resultado o la expresión no tiene vida o es ineficaz.

Cuando en el hombre se equilibran la inspiración y la expresión, el espíritu y la materia, el pensamiento abstracto y el pensamiento científico, el idealismo y la practicidad, podemos decir que la energía de Libra está realizando su labor dentro de la naturaleza del hombre y nivelando el sendero hacia la perfección.

Libra simboliza también sensibilidad, de allí la importancia de manejar las balanzas de nuestro equilibrio. El aumento o la disminución más leves de nuestras virtudes o vicios afectan a la balanza. El aumento o la disminución más pequeños de la dosis de cualquier elemento cambian la composición química y, de esta manera; obstaculizan o ayudan a nuestro progreso.

La sensibilidad también se relaciona con el recibir y el dar. La energía de Libra cultiva nuestra sensibilidad hacia las energías sutiles, los mensajes y llamados provenientes de fuentes superiores. Pe-ro esto no será beneficioso si no cultivamos la sensibilidad hacia las necesidades de la gente, las necesidades del tiempo y del plano. La sensibilidad controla la acción de recibir y dar, y mantiene en equilibrio nuestra naturaleza. También simboliza la acción de pesar.

Quienes estudian el sendero de Libra deberán entender clara-mente que deben pesar sus acciones y todas sus expresiones en cualquier plano con las normas del plano en el cual funcionan. Esto se refiere también a la evolución del Yo. Un discípulo o un iniciado pesa su servicio con la medida de sus visiones futuras, no con la medida de sus logros pasados.

Una balanza de Libra es el ojo del Alma, la otra es la del valor del hombre. Es conveniente que cuando nuestro Sol entra en Libra, pesemos nuestros valores a la luz de nuestro Guía interior y veamos si aumentan o disminuyen. En ese mes, deberemos pesar nuestra:

  • amistad,
  • valentía,
  • adaptabilidad,
  • sensibilidad,
  • sinceridad,
  • tolerancia,
  • comprensión,

y ver si estamos aumentando o disminuyendo en nuestras virtudes. Es a través de tal examen que se efectúan nuevas elecciones y se hallan nuevas direcciones, para hacernos mejores instrumentos para el servicio.

La Libra es útil cuando está en acción, cuando pesa. Un platillo soporta pesos normales; el otro, los objetos que han de normalizarse. Esto se refiere al proceso de iniciación, cuando deben alcanzarse niveles normales para calificarse.

El peso es lo que certifica, evalúa y pesa. Es interesante que las pesas y los objetos a pesar no se enfaticen en el simbolismo de la balanza, pues ellos son los valores subjetivos que controlan toda la operación. En realidad, sin pesas y objetos normales, una balanza no tendrá utilidad alguna.

Las pesas normales son las virtudes, las realizaciones espirituales y el ser. Son frecuencias armonizadas con ciertos estados de consciencia. Los objetos simbolizan nuestros planes, actos y servicio.

También debemos advertir que cuando la balanza pesa objetos cada vez más pesados, el equilibrio de aquélla sigue siendo siempre el mismo. ¿Esto se refiere al hecho de que un valor no se relaciona con el tiempo sino con el espacio? El tiempo es manifestación, cambio, objetividad. El espacio es lo inmanifiesto, la subjetividad.

Además advertimos que los brazos de la balanza no están en el mismo nivel:

  1. a) cuando están vacíos;
  2. b) cuando están equilibrados con peso;
  3. c) cuando se los deja nuevamente vacíos.

Esto se refiere al hecho de que la libertad –el vacío– sólo podrá lograrse cuando un hombre se vacíe del mundo, luego sirva al mundo “en sus niveles”, y después renuncie nuevamente?

También es interesante advertir que cuando ponemos en la balanza cosas para pesarlas, se aumentan las pesas hasta que se alcanza el equilibrio. En esta operación, el platillo que contiene los objetos desciende y el platillo que contiene las pesas se eleva. ¿Esto podrá sugerir que es la pesa de nuestro servicio la que aumente nuestro valor normal, y, a su tiempo, nuestro servicio es igual a nuestros va-lores normales?

También es posible pensar que uno de los brazos es el amarradero del Guía interior, el otro es la posición y el valor del alma humana en desarrollo.

El alma humana en desarrollo deberá acrecentar su control sobre la personalidad o deberá acrecentar su peso mediante belleza y espiritualidad hasta que equilibre en cierto grado al Guía interior.

Y cuando el alma humana en desarrollo quiere elevarse hasta una mayor altura espiritual, deberá vaciarse de “materia” y tiempo.

Diferentes interpretaciones del mismo simbolismo no se contra-dicen entre sí. Un símbolo no es dimensional y no se limita a uno o dos niveles ni a unos pocos puntos de vista.

Esta es la belleza y la utilidad de los símbolos. No podemos reducirlos a normas comunes; siempre se profundizan y expanden a medida que elevamos nuestro nivel en el polo del Espíritu. Un símbolo satisface las necesidades de nuestro nivel y muestra el camino.

Dícese que Libra gobierna la profesión de las leyes y mantiene el equilibrio entre:

lo bueno y lo malo;

lo negativo y lo positivo; el este y el oeste.

La energía de Libra aportará una buena relación entre el este y el oeste a través de la profesión de las leyes. Libra patrocina al derecho. El Maestro Djwhal Khul dice que, como Libra está cobrando cada vez más potencia, “no es menester una ansiedad real” porque, poco a poco, se establecerá la justicia y se proveerán buenas condiciones para un avance espiritual mayor.

Dícese también que Libra se relaciona muy estrechamente con el sexo, más que cualquier otra constelación. Es a través de la energía de Libra que deberán resolverse los problemas sexuales y se alcanzarán la armonía y el equilibrio entre los dos sexos.

“Libra es el símbolo de la mente judicial, que pesa causa y efecto y halla la solución correcta”.

El equilibrio es el símbolo de: manifestación, evolución,

intercambio,

belleza,

expresión,

acción,

legislación.

La ausencia de equilibrio es la ausencia de existencia, o es el caos. El lema de Libra para los discípulos es:

“Elijo el camino que conduce entre dos grandes líneas de fuerza”

Este es el sendero filo de la navaja al que se refirió el Señor Buddha. Hay oscilación de las balanzas, pero a su tiempo encontraremos el punto de la inmutabilidad, que es el punto de apoyo del que penden los dos brazos para equilibrarse mutuamente.

Libra es también el símbolo del hombre que no pierde su sendero y su dirección cuando el mundo le ensalza o traiciona, pues él mora en el punto de apoyo del Yo.

Hoy en día, tenemos tres problemas principales en el mundo. Uno es el problema sexual; el otro es el problema del dinero; el ter-cero es la contaminación. Estos tres serán resueltos, a su tiempo, por la energía de Libra. La energía del tercer rayo penetrará en las capas subjetivas de los problemas y consiguientemente se formulará la legislación. El quinto rayo revelará los efectos subjetivos físico-etéricos del sexo y proveerá respuestas al problema sexual. El séptimo rayo proveerá .los modos y los medios para la sublimación, el uso correcto de la materia para expresar el Espíritu, y la distribución correcta de los recursos de la naturaleza.

En el futuro, a la gente no se le permitirá que tenga hijos si no existen condiciones correctas, si los padres no tienen las aptitudes necesarias en lo físico, emocional, mental y espiritual.

Jurisconsultos, metafísicos y médicos, trabajando bajo la guía de la Jerarquía, vigilarán el proceso del nacimiento. La motivación de todos éstos será sublimar a la raza humana en todos sus aspectos. No olvidemos que el nacimiento es una iniciación y bajo esa luz deberá ser tratado.

Los problemas del dinero se relacionan estrechamente con los rayos tercero, séptimo y quinto. En el futuro, tendremos estabilidad pecuniaria y una sola moneda en todo el mundo. A la gente se le pagará según las necesidades de su nivel de evolución. En la actualidad, hay muchos a quienes se les paga según sus deseos, codicia o placer. Los iniciados del séptimo rayo hallarán los modos y medios de hacer esto, con el apoyo de la legislación del tercer rayo y la tecnología del quinto.

La contaminación es el tercer problema principal. La gente presta mucha atención a las fuentes físicas de la contaminación. Es aconsejable medir la profundidad y extensión de la contaminación, pero tal vez deba considerarse también que la contaminación de la tierra, el agua y el aire se origina en la contaminación de nuestra naturaleza física, emocional y mental. La contaminación ex-terna es tan sólo el reflejo de nuestra contaminación interior. No tendríamos semejante grado de contaminación si la codicia, el odio, el miedo y la ira no obsesionaran a la gente de todo el mundo. La purificación de la naturaleza podrá tener lugar a través de la purificación de nuestra naturaleza psíquica. Los hechizos, ilusiones, tendencias e impulsos ciegos, producidos por nuestra codicia, nuestro odio, miedo e ira se disiparán, disolverán y purificarán a través de la energía de Libra, a través del pensamiento abstracto claro, a través del pensamiento objetivo científico, y obedeciendo a tas leyes espirituales y físicas.

El servicio es la clave y la meta de nuestras observaciones de luna llena. Estamos destinados a recibir y asimilar las energías de los signos a través de nuestra naturaleza física, emocional, mental y espiritual, y a distribuirlas con inteligencia, sabiduría y belleza.

Tal servicio está consagrado a la Fuente de la gran Vida — el Sol Espiritual Central, en cuyo cuerpo somos células o átomos—asistiéndole para que continúe en el sendero de Su evolución cósmica, abriendo de esta manera un sendero para la posibilidad de nuestra evolución futura.

Temas relacionados

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments