Imagínese usted por un solo momento que contásemos con un ministerio de educación en donde la cabeza tenga años de experiencia en la educación y no en otras temáticas, que esta persona sea elegida mediante la meritocracia y sea no dependiente de un interés partidista de turno sino de compromiso con los estudiantes y docentes que están a cargo de formar a nuestros hijos.

Carlos Velásquez, 2019-07-03
Profesor de E.G. Básica
Egresado del Magister en Gestión y Liderazgo educativo

Los tiempos han cambiado y las personas en realidad no son las mismas, los sistemas como tal, uno a uno van cediendo ante la beligerante demanda que clama por un hacer sociedad en conciencia.

Las ultimas demandas en cuanto a Educación se refiere por parte del gremio de profesores, han dejado al descubierto ciertos puntos que no son menores al momento de sentarse a conversar, si analizamos de fondo, la educación tiene como propósito educar a los estudiantes para ser felices, si consultamos a los padres algunos harán hincapié en la necesidad de que sus hijos posean las herramientas para desenvolverse en una profesión que les permita un buen pasar material y otros se inclinaran en una educación que les permita a sus hijos ser felices a través de la socialización y los valores, lo cierto es que ambas son correctas y si lo pudiésemos resolver en un solo concepto sería una educación para la vida. Si solo entendiésemos este punto daríamos cuenta que los niños requieren de una sociedad sana, un país dialogante y unido dando respuestas a las diferentes interrogantes educativas a resolver.

 

Si analizamos de fondo la situación que ha llevado a paralizar actividades por parte de los profesores del país  por ambos lados tenemos dos bloques, unos a otros se recuerdan que la intención política prima por sobre las demandas. Todo conflicto se puede resolver pero si ahondamos más aun, daremos cuenta que se hace necesario en todo estamento del país hacer un examen de conciencia y darnos cuenta en la sociedad que estamos construyendo ¿Cuál es el punto se preguntara Usted? El punto es que por un lado siempre se ha contando con un ministerio de educación politizado, son personas no permanentes (están en el cargo el periodo de tiempo que dura el mandato del presidente de turno) pero mas sorprendente aun es el hecho de que no son profesores sino en su mayoría pertenecen a otra profesión y nunca pasaron por aulas de prebasica, básica o media, muchos pueden haber pasado por haber realizado clases solo en la universidad, digo solo en la universidad por que la verdad es que un edificio se construye desde el primer piso y sin la base no se pueden seguir construyendo los demás pisos y mas importante aun, debiéramos observar el ejemplo del puente cau cau, este se armo al revés debido a que precisamente existieron factores políticos que determinaron que personal no calificado pero perteneciente a cierto sector político participara de la toma de decisiones que provocaron tal desenlace, que luego fue sujeto de burlas a nivel internacional. Para ser justos, el Gremio del colegio de profesores recién el pasado año se pudo librar (hasta cierto punto del sector político que lo tenia obedeciendo fielmente al gobierno con el cual simpatizaba sin importar las demandas que se viene arrastrando hace años en la educación publica.

Imagínese Usted por un solo momento que contásemos con un ministerio de educación en donde la cabeza tenga años de experiencia en la educación y no en otras temáticas, que esta persona sea elegida mediante la meritocracia y sea no dependiente de un interés partidista de turno sino de compromiso con los estudiantes y docentes que están a cargo de formar a nuestros hijos. Imagínese Ud. Además el hecho de contar con calidad de vida para el profesorado, que hagan sus clases en infraestructuras adecuadas y sean profesionales de excelencia, cabe también destacar por otro lado que incluso el gremio de profesores no esta exento de intereses partidistas lo cual lamentablemente no los hace del todo neutro ya sea a nivel nacional, regional y comunal.

 

Se hace necesario entonces mantener la imagen en nuestros corazones del país que queremos construir, ponernos una mano en el corazón, sentarse a conversar que los tiempos han cambiado, es necesario revisar de una vez el método con el cual estamos enseñando que de hecho esta obsoleto, existen miles de expertos hablando de cambios pero debemos empeñarnos en precipitar tácitamente la sociedad que queremos construir por que lo que mas importa son nuestros hermosos niños y niñas que son ese pedacito de creación divina, son tan inocentes que no tienen partido político por que no tomaron posición aun, vienen desde la fuente, eso los hace mas puros. Existe mas que las polaridades, también esta el camino medio, donde la verdad y el propósito del mundo tiene mayor peso que las conveniencias, donde la luz se manifiesta en verdad para hacerse carne de una sociedad donde la amada Fe, esperanza y caridad priman por sobre toda oscilación de polaridades.


Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments