astrologia2

Tendencias astrológicas para el 2016

Comparte esto:

2016 va a ser un año de luces y sombras. Lo que pueda suceder este año, especialmente a nivel mundial, forma parte de un ciclo que venimos experimentando desde hace ya un tiempo y que al parecer va a eclosionar con fuerza en unos meses, para prolongarse por cuatro años más como mínimo.

Carles Pérez Bueno

Desde el famoso 2012, venimos hablando de esos cambios que deben llevar a la humanidad a una nueva manera de hacer, sentir y pensar. De hecho, fue en 2007 cuando arrancó este proceso de un modo claro, con la aparición de la crisis económica que en muchas partes del mundo ha derivado en crisis política, social y personal.

Los casos de corrupción destapados en todo el mundo son la primera etapa del proceso de correr el velo que vamos a presenciar en los próximos años.

Efectivamente, 2016 va a ser un año de cambios, y no podría ser de otro modo.

¿Cuáles son esos cambios y experiencias que el 2016 va a traer al mundo y a cada uno de nosotros?

Mi opinión como astrólogo es que ese cambio lo rige el tránsito de Plutón por Capricornio (entró en 2008, aunque sus efectos empezaron a notarse en 2007), signo de las grandes estructuras, de las grandes empresas, la familia, el matrimonio, pero también de la capacidad de construir desde la nada y de crear algo nuevo tan sólido como lo anterior y que genere riqueza, continuidad, seguridad y solidez.

Esas estructuras están algo caducas, no tanto por sus características como por el uso que se les ha dado. Durante siglos, la economía ha estado controlada por unos pocos, las instituciones sociales se han usado como
medio de control y como estrategia de imposición sobre lo que es o no moral, y la política ha sido el instrumento de los poderosos para cumplir sus objetivos.

Sin embargo, Plutón en Capricornio está destruyendo esos usos no éticos por parte de dichas instituciones para que, con los restos, reconstruyamos de nuevo de acuerdo con una ética mundial más equilibrada y justa.

“Plutón en Capricornio está destruyendo los usos no éticos por parte de las instituciones para que, con los restos, reconstruyamos de nuevo de acuerdo con una ética mundial más equilibrada y justa.”

Después de tratar profesionalmente a centenares de personas y de levantar sus cartas natales, incluida la mía propia, me he dado cuenta de que el tránsito de Plutón por nuestra carta natal está determinando muy fuertemente qué área en tu vida está cambiando actualmente. Esto ocurre hasta tal punto que, leyendo al Plutón de cada uno en combinación con el que ahora tenemos transitando por Capricornio, nos da las claves básicas
para comprender lo que nos está sucediendo.

Quizás cada uno habrá sentido que algo muy sólido y asentado en su vida personal ha caído como un castillo de naipes, quizás sin ton ni son o sin una explicación lógica o coherente.

Separaciones, divorcios, trabajos perdidos, ruina repentina, pérdidas, cambios drásticos,…

Plutón es el planeta que rige los cambios y transformaciones profundas, muy profundas. Llega hasta los cimientos y elimina todo aquello que ya no es necesario para el bien propio y común. Como es el planeta de
mayor jerarquía del zodíaco, la mayoría de las veces no somos capaces de entender el porqué de esos cambios tan drásticos. Digamos que ve mucho más allá de lo que nosotros somos capaces de ver, y nos emplaza a vivir la experiencia para, más adelante y desde el aprendizaje práctico, entender el porqué de lo que hemos vivido.

Esta influencia plutoniana se tornó más fuerte especialmente desde que se formó la cuadratura con Urano en 2009, en Aries, que se va a extender hasta 2017.

Dicho esto, ¿qué nos depara el 2016 teniendo en cuenta esta gran influencia plutoniana y el resto de configuraciones astrológicas?

En la esfera social
Plutón en Capricornio y la Cuadratura Saturno – Neptuno

Como señalaba antes, Plutón está destruyendo el uso egoísta y frío que hemos hecho de empresas, instituciones, política y dinero. Saldrá de Capricornio en 2024, así que restan todavía unos años más de su influencia.

Este 2016 vamos a presenciar más actividad al respecto. Nos parece que la crisis en Occidente ha disminuido y que estamos remontando, pero nada más lejos de la realidad.

Y es que Saturno, planeta regente del signo de Capricornio, en el que está actualmente Plutón, se encuentra en cuadratura con Neptuno en Piscis.

Neptuno nos habla de nuestros sueños, de la espiritualidad, de la conexión con los planos no visibles de la vida, de lo intangible, de la conexión con todos y el todo.

También se refiere al engaño, a las confusiones, a aquello que emocionalmente no sabemos entender o detectar, al sacrificio excesivo, al perderse en un mar de sentimientos y sensaciones.

“Los que sepamos estar en el amor, con actitud de trabajo para el nuevo futuro, sin preocupaciones excesivas por lo perdido materialmente y sembrando de nuevo,
gozaremos de oportunidades, pues será un año en que algunas cosas se marcharán de nuestra vida, pero aparecerán nuevas.”

Y Saturno, que rige a Capricornio, nos obliga a comprometernos, a ser disciplinados, a poner orden donde no lo hay, a ser más efectivos y a obtener resultados con lo que hacemos.

Saturno trae duras pruebas en la vida de todos; es un profesor de escuela de aquellos que odiamos cuando lo sufrimos, pero que amamos más tarde cuando, ya en la madurez, comprendemos la profundidad de sus lecciones.

Por lo tanto, esta cuadratura Neptuno – Saturno nos va a traer un levantamiento de las brumas que no nos dejan ver:

Vamos a ver cómo se destapan engaños dentro del ámbito de la medicina mundial, los negocios de las farmacéuticas y los engaños con respecto a muchas enfermedades y su tratamiento.

También saldrán a la luz y serán puestas en orden mentiras largamente mantenidas o temas que han sido ocultados durante mucho tiempo a la sociedad por parte de los poderes públicos, suponiendo un fuerte shock.

Nuevos líderes aparecerán, más comprometidos con el futuro de la humanidad aunque todavía distantes de lo que muchos esperamos como el cambio hacia la Era de Acuario.

Las religiones en general sufrirán cambios debido a nuevos escándalos basados en mentiras e intereses particulares de los que las dirigen. También aparecerán dirigentes en dichas instituciones que pondrán orden y autoridad de un modo más profundo, más consciente y con voluntad de transformar lo que ya se ha convertido en insostenible.

La economía mundial, lejos de mejorar, va a sufrir un cambio drástico.

Pueden surgir nuevas estructuras lideradas por nuevos dirigentes, países y alianzas, dejando a la luz la estrategia corrupta y de control a las que nos han sometido las actuales instituciones.

Habrá muchas grandes empresas que, de pronto quebrarán. Lo superficial y sin fondo del mundo empresarial caerá, así como la venta de lo puramente superficial.

Sistemas de comunicaciones que fallen, apagones, caídas de sistemas informáticos y también destape de corrupción relacionados con grandes medios de comunicación podrían ser una constante del año.

Que nadie se asuste, será el principio de una nueva estructura más justa, equilibrada y limpia.

Algunos lo llaman ‘El Reseteo’. El periodista español Rafael Palacios, por ejemplo, lleva mucho tiempo recopilando y dando informaciones al respecto en su sitio web. Esta cuadratura puede por fin poner orden al caos económico que algunos crean a su voluntad y según sus intereses, levantando el engaño sobre algo que todos hemos aprendido como “real”.

Todas aquellas estructuras únicamente dirigidas a la obtención de beneficios económicos van a verse sacudidas por una “revelación” interna. Neptuno va a traer una conexión de lo común con lo espiritual, y muchos de los que hoy se preocupan únicamente por el dinero y la cantidad que ganan se verán obligados a introducir un trasfondo justo, social, espiritual y profundo a lo que hacen.

Asimismo, los que estén demasiado centrados en lo espiritual y les falte algo de empaque en lo comercial, lo rentable y lo empresarial, tendrán que lidiar con Saturno para dar un paso más en sus vidas y carreras y compensar espiritualidad con vida material.

En la esfera personal
Conjunción Júpiter en Virgo– Luna en Libra– Nodo Norte en Virgo

2016 se inicia con una conjunción Luna en Libra – Júpiter en Virgo – Nodo Norte en Virgo. En lo personal, será un gran año para recuperar todo aquello relativo a nuestras emociones que hayamos dejado de lado en favor de nuestras obligaciones.

¿Qué sentimos? ¿Qué nos gusta y qué no? ¿Qué queremos hacer? Deberemos poner orden en todo ello.

Si nuestra vida, proyecto o trabajo es muy idealista y romántico, posiblemente 2016 nos forzará a sumarle un sentido práctico y rentable. Dejarán de valer los ideales por sí solos (Neptuno) si no tienen una aplicación material útil y efectiva para nosotros y para los demás (Saturno).

Por el contrario, si nuestra vida es demasiado práctica, ordenada, fría, con poca emoción y falta de profundidad (Saturno), 2016 nos llevará a darle un sentido más profundo, más de conexión con un “todo”, de pertenencia, de que nuestros actos afectan a todos los que nos rodean a pesar de que vivan a 50.000 km de distancia (Neptuno).

Durante muchos años, hemos dejado de lado las emociones, el sentir, la expansión, el disfrute, centrándonos en la responsabilidad, la productividad, la obligación y lo que socialmente y familiarmente nos han transmitido.

Por compensación, hemos caído en el ocio mediante el consumo sin un sentido profundo ni real de lo que eso significa.

Como nuestras obligaciones no nos dan satisfacción, en general, las hemos compensado de una manera más práctica y fría. Hemos separado el goce de la vida de nuestras obligaciones, así que ahora van por separado.

2016 será un año en que tenderemos a recuperar todo ese goce, pero sin caer ni tender al reventón, sin caer en “la buena vida” sin objetivos claros y solamente yendo al disfrute puro y duro. Esa recuperación emocional del goce debemos hacerla en vistas a que nos traiga aquello que vale la pena, nos haga vibrar, al mismo tiempo que nos dé rendimientos, que sirva para algo, además de hacernos sentirnos bien y pasarlo bien.

El objetivo del año se centraría en encontrar el punto medio entre la expresión de nuestra espontaneidad, nuestras emociones y nuestro sentir, y la practicidad, el trabajo, la disciplina y los rendimientos que nos generen.

Sembrar, empezar nuevos proyectos, pensar a largo plazo, planificar, darle contenido a una vieja idea y abrazar la aventura con sentido práctico además de filosófico, deberá ser la tendencia del año según nuestra propia configuración personal y los aprendizajes que debamos hacer individualmente según nuestra propia Carta Natal y el tránsito de Plutón por ella.

Puede darse una reestructuración del “ego mundial” así como del personal.

La personalidad del ser humano reflejada en estructuras económicas, clásicas, muy sólidas y grandes, puede caer este año. Tu proyecto debes ser tú, y tú tu proyecto, sin división.

Serán los primeros pasos de un mundo nuevo y los últimos días del ya agonizante, y aunque viviremos luchas internas y externas por mantener al muerto vivo, deberemos enfocarnos en la alegría y el sentimiento positivo para que el recién nacido salga adelante.

Los que sepamos estar en el amor, con actitud de trabajo para el nuevo futuro, sin preocupaciones excesivas por lo perdido materialmente y sembrando de nuevo, gozaremos de oportunidades, pues será un año en que algunas cosas se marcharán de nuestra vida, pero aparecerán nuevas. Los que no, no entenderán mucho lo que ha pasado y vivirán un quiebre emocional.

bio-carles2Carles Pérez Bueno es astrólogo, morfopsicólogo
y experto en desarrollo integral. Asesor y mentor en procesos de cambio.

beingtheone.org

Temas relacionados

Comments

comments

Powered by Facebook Comments