Shamballa

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Cada vez que la fuerza de Shamballa incide sobre la conciencia humana, tiene lugar una expansión, y la humanidad avanza hacia una mayor síntesis y comprensión del sentido de universalidad, ya que la universalidad será la energía condicionante de la edad venidera.

Compilación de Iván Andrés Santandreu.

Entre los pueblos de Asia (India, Tíbet, Mongolia, China, Nepal) existe la leyenda de un reino mítico denominado Shamballa, tanto en la tradición buddhista como hinduista. Este mítico lugar se cree tiene existencia física, probablemente en noreste de India, en la región transhimláyica o el desierto del Gobi en Mongolia. En él existe un Reino de Paz oculto a la vista del humano común. Los budistas tibetanos creen que los grandes Buddhas y Bodhisattvas tienen su hogar ahí. Y que su más alta práctica tántrica, la transmisión del Kalachakra Tantra, les fue dada por lo maha-siddhas o “grandes maestros de Shamballa”.

Los primeros textos donde podemos encontrar alguna mención sobre Shamballa son tan antiguos como los Puranas y el Mahabarata hindús, así como los textos buddhistas del Kalachakra Tantra. En todos ellos se utiliza la versión sánskrita de su nombre (Shamballa/S’ambhala/Sambhala). En Occidente, Shamballa aparece por primera vez en el texto Avataras de Annie Besant, que compila cuatro conferencias dadas por ella en diciembre de 1899, publicadas en forma de libro en 1900.

De este mítico lugar, proviene todo el linaje de avatares de la humanidad. Todos ellos Bodhisattvas comprometidos con el género humano. Y de ahí, cuenta la tradición, vendrá el Señor del Mundo que finalmente ayudará a restaurar el Plan en la Tierra.

Dentro de la tradición Buddhista de Tibet, Shamballa tiene tres significados:

1.-Externamente, es un lugar geográfico, el asiento de inspiración donde el Buddha enseñó el Kalachakra Tantra, el Trantra de la Rueda del Tiempo. En la mitología Bön, la religión nativa del Tibet, Shamballa fue un reino del Asia Central, el origen y centro del mundo, del cual surgen todas las energías espirituales.

2.-Internamente, Shamballa es el dharma chakra, localizado en el corazón de todas las criaturas, es el símbolo de la mente, completando la trinidad de cuerpo, habla y mente.

3.-El significado esotérico (secreto) del significado de Shamballa es la tathagatagarbha, la naturaleza búddhica, la esencia de todas las cosas. La cual trasciende la existencia y la no-existencia y es el basamento tanto del samsara como el nirvana.

De acuerdo con el Kalachakra Tantra, el Emperador de Shamballa, Rigden, comandará la guerra en contra de los Tres Señores del Materialismo: el Señor de la Forma, el Señor del Habla y el Señor de la Mente.
Durante la Edad Oscura, estos Tres Señores extenderán su poderío y seducción, esclavisando a la mente humana con materialismo psicológico y espiritual.

Cuando Shamballa es reconococida —cuando la naturaleza búddhica brilla a través nuestro— las estrategias de estos Tres Señores resultan irrelevantes y las enseñanzas del Kalachakra Tantra se realizan.
Se dice que el Kalachakra tiene su fuente directamente en Shamballa y es la esencia de la enseñanza de este Santo Lugar.

La Enseñanza de Shamballa nos habla de la VIDA-UNA y el ÍGNEO PODER para entrar en directa relación con Ella. El Kalachakra Tantra enseña al hombre el Yoga de la Energía que vincula lo pequeño con lo grande, y lo pone en relación con el Kosmos en el que vive, permitiéndole entrar en contacto con el Aspecto Vida.
Estudios recientes muestran que la enseñanza contenida en la Doctrina secreta fue vertida al mundo desde este lugar, y que es muy probable que el Kalachakra Tantra y las Stanzas de Dzyan tengan un mismo origen, o sean una misma cosa.

La enseñanza exotérica de Shamballa ha sido exteriorizada por el Panchen Lama del Tibet, mientras que la enseñanza esotérica de Shamballa ha sido exteriorizada por el Maestro Tibetano DK a través de Alice A. Bailey. Y su obra explica unas tres quintas partes del Kalachakra Tantra en lenguaje moderno y adaptado a nuestra cultura.
En ellas, Shamballa ha sido denominada “Shamballa: El Centro donde la Voluntad de Dios es conocida”, y ha sido asociada con el Centro Coronario Planetario, desde donde la Voluntad, el Primer Aspecto de la Deidad, se distribuye al Mundo.

Cada vez que la fuerza de Shamballa incide sobre la conciencia humana, tiene lugar una expansión, y la humanidad avanza hacia una mayor síntesis y comprensión del sentido de universalidad, ya que la universalidad será la energía condicionante de la edad venidera.

La Fuerza de Shamballa

La fuerza de Shamballa, el fuego de la “Voluntad al Bien”, está a disposición para ser empleada correctamente, pero el poder de expresarla reside en su entendimiento y uso grupales.

Durante el siglo pasado, esta fuerza ejerció su primer impacto directo sobre la humanidad, con resultado de dos grandes guerras mundiales. Había influido sobre la raza humana en etapas anteriores, pero sólo luego de ser aminorada, filtrada y modificada. Este impacto directo ocurrió nuevamente en el año 2.000, más los riesgos no fueron entonces tan grandes como en el primer impacto, debido a la madurez espiritual de la humanidad.

Cada vez que esta energía incide sobre la conciencia humana, se manifiesta con mayor plenitud algún aspecto del Plan divino. Es la energía que introduce la síntesis, la que mantiene unidas a todas las cosas dentro del círculo del amor divino. Desde su último impacto, el pensamiento humano, como nunca antes, ha incrementado su interés, en el establecimiento de la unidad y en el logro de la síntesis en todas las relaciones humanas, y un resultado de dicha energía ha sido la creación de las Naciones Unidas.

La energía de Shamballa guarda relación con la vivencia o cualidad de vida de la humanidad, la cual se expresa mediante la conciencia y la forma. Atañe al establecimiento de rectas relaciones humanas, y es esta influencia la que abre las mentes humanas a la realidad del Plan de Amor y de Luz.

El aspecto voluntad puede ser contactado sólo desde el plano mental, y por consiguiente, únicamente quienes trabajan con y a través de la mente pueden comenzar a apropiarse de esta energía. Aquellos que responden a la fuerza de Shamballa se aproximan estrechamente a la energía del fuego. El fuego es el símbolo y la cualidad del plano mental; es un aspecto de la naturaleza divina.

La fuerza de Shamballa, por lo tanto, es el foco para la Voluntad al Bien, la cual conduce a las rectas relaciones humanas y al establecimiento de la paz sobre la Tierra.


El actual Dalai Lama y la existencia de Shamballa:

shamballa_recuadro2“Aunque los que tienen una afiliación especial pueden realmente ir allí mediante su conexión kármica, sin embargo, [Shamballa] no es un lugar físico que podamos encontrar en la realidad. Sólo puedo decir que es una tierra pura, una tierra pura dentro del ámbito humano. Y a menos que uno tenga el mérito y la asociación kármica real, uno no puede realmente llegar allí.”
–Tenzin Gyatso, durante una iniciación kalachakra en 1985 en la ciudad de Bodhgaya.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments