Plantas que sanan

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Guía práctica de aromaterapia

Sylvia Galleguillos

Plantas que sanan nos abre las puertas de la «ciencia y el arte de la aromaterapia» —como dice la autora— y nos enseña a través de un recorrido histórico, de una sistematización de las propiedades de las plantas y sus características morfológicas, de un panorama de los aceites esenciales y de sus formas de aplicación, toda la riqueza contenida en la práctica curativa de este campo del saber medicinal. Como si fuera uno de esos antiguos manuales botánicos, este libro descubre para nosotros(as) las particularidades de las especies vegetales, sus empleos y sus técnicas de preparación, con explicaciones certeras que nos permitirán ensayar en el reino de la aromaterapia.

“Este libro no solo nos instruye sobre el uso de los aceites esenciales de las especies exóticas sino que también de las nativas, y es en este aporte donde reside parte de la importancia y novedad de su publicación.”

Cuidadosamente elaborado, el texto no solo nos instruye sobre el uso de los aceites esenciales de las especies exóticas sino que también de las nativas, y es en este aporte donde reside parte de la importancia y novedad de su publicación. Arrayán, boldo, peumo, cedrón y molle, entre otros, amplían el universo conocido para incursionar en la pléyade de aromas y esencias que configuraron el campo de la farmacopea precolombina y que hoy vemos resurgir bajo el prisma de esta terapia complementaria que la autora nos brinda.

«Hay que saber leer, pero también oler las plantas y flores», nos decía Carmela Romero Antivil, machi de la localidad de Prado Huichahue, enseñándome la mahuida (bosque) donde recolectaba sus remedios. Carmela Romero Antivil, se inclinaba y respetuosamente agradecía a los ngen (dueños, espíritus) del lugar que la dejaran cortar una rama, una flor, una planta. «Hay que saber leer lo que dicen estas flores», me indicaba rozando amorosamente con su dedo un pétalo de liuto (alstroemeria), «y también oler». Esos saberes que Carmela Romero desplegaba en el pequeño bosque —que hoy ya no está, pues ha sido arrasado por plantaciones de pino— son los que prodiga en este libro a todos(as) quienes estén abiertos a conocer una disciplina que se ha desarrollado desde que la humanidad se irguió y dejó de concebir los árboles como morada.

Hoy comprendo que «saber leer, pero también oler las plantas y flores» requiere de práctica y talento, de trabajo y de inspiración, en el sentido de sentirse estimulada a colocar los sentidos en el «alma» de las plantas. Nombrar espíritu, ángel, ser, alma, compuesto, partícula a lo que habita en las flores como potencia curadora forma parte de la diversidad de maneras en que los seres humanos escudriñamos y develamos la naturaleza. La tarea más bien consiste —y eso es lo que parece querer decirnos este libro— en saber sentirse «afectado» por las siluetas, colores y sobre todo por los aromas del mundo vegetal, y reparar en cómo ellos dialogan de manera particular.
–Sonia Montecino

Plantas que sanan
$ 14.000
Gaia Esencias
Av. Nueva Providencia 1945, Oficina 210. Providencia (metro P. de Valdivia)
Venta online: www.gaiaesencias.com

Temas relacionados

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments