La energía del amor

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

 El siguiente artículo está constituido por reflexiones en torno a la luna llena de Géminis, donde las energías de amor que afluyen al planeta son particularmente importantes. 

Torkom Saraydarian

El amor abre nuestro centro del corazón, y el influjo de la energía de la vida crece dentro de nosotros. Es el supremo alimento para nuestro espíritu. El amor alimenta a toda la existencia.

El amor nos hace ver la belleza en cada ser humano, en toda la naturaleza. Ningún hombre puede ver la belleza sin tener amor en su corazón. La belleza es la manifestación del amor verdadero. Podemos decir también que el amor nos transforma y convoca a la belleza dentro de nosotros.

Si en algún momento advertimos que vemos más belleza en otros seres humanos, eso significa que la energía del amor está creciendo en nosotros. La mayor parte del tiempo el amor aparta de nuestro ser a los celos ocultos. El amor disuelve esos celos. Los celos envenenan todo nuestro organismo, y son la causa de muchas enfermedades. Cuando de nuestra mente, nuestro corazón, y nuestros músculos y huesos quitamos los celos, sentimos que dentro de nosotros surge una nueva vida, que nuestro horizonte se expande más allá de lo imaginado, y que la energía de la libertad circula en nuestro ser.

“Quienes aman omiten gradualmente toda acción, toda emoción y todo pensamiento que no estén en armonía con la belleza, la bondad y la verdad, y tienen una creciente sed de conocimiento, realización, comprensión y servicio. ”

El amor versus los celos

Donde hay celos, el amor se intoxica y paraliza. Cuando vencemos a los celos, entramos en contacto con el amor divino por doquier y en todo. Los celos nos hacen ansiar siempre posiciones y bienes, a expensas de los demás.

El amor hace que no hablemos de las debilidades de los demás, ni revelemos asuntos privados de nadie. Si algo nos preocupa, podemos dirigirnos directamente al individuo que corresponda y preguntarle. Cuando amamos, no nos convertimos en jueces de los demás. Por el contrario, si es posible, ayudamos a los atacados, sin herir a los demás. Cuando ocupamos nuestra mente con imágenes feas que la gente crea sobre los demás debido a sus celos, odio e ignorancia, grabamos estas imágenes en nuestro ser, y finalmente terminamos imitando a esa gente en nuestra vida. El amor es paciente, y muy a menudo espera ver la victoria del Alma, inclusive en condiciones adversas.

Toda imagen fea nubla nuestra visión y crea un obstáculo entre nosotros y nuestra meta.

El amor nos torna humildes y extremadamente respetuosos de los que nos guían en el sendero espiritual. El amor genera el hondo espíritu de gratitud.

El amor nos hace intuitivos. Las personas que más aman son las más intuitivas. El fuego del amor purifica los planos mental y emocional, y las ideas intuitivas, las visiones y las revelaciones se graban y reflejan claramente en el espejo de la mente superior sin distorsión.

El amor es la presencia única

El amor es la Presencia Única en todo. Cuando somos amor, estamos verdaderamente en todo, en todas partes. Nada puede ocultársenos. De esta manera, el amor es el camino real de la omnisciencia y la omnipresencia.

El amor construye una coraza protectora alrededor de nosotros. Las fuerzas tenebrosas, las formas feas de pensamiento, las intenciones destructivas de los demás no pueden penetrar en nuestros vehículos y causar trastornos si construimos esa coraza. Nadie podrá poseer ni obsesionar a un hombre que realmente ame o esté lleno de amor. El amor es totalmente vasto. Cuando nuestro amor es inclusivo, jamás tendremos miedo a la magia negra, a la brujería, a las críticas, a las malas intenciones y planes de los demás.

“El amor nos convierte en colaboradores de Cristo y en fuente viva de la corriente de amor que el corazón del Sol derrama. ”

El amor aumenta nuestro empeño en procura de la perfección, y nuestro entusiasmo por servir a los demás para que progresen y se desarrollen. Quienes aman omiten gradualmente toda acción, toda emoción y todo pensamiento que no estén en armonía con la belleza, la bondad y la verdad, y tienen una creciente sed de conocimiento, realización, comprensión y servicio. Cuanto mayor sea nuestro amor, mayor será nuestro servicio. El servicio verdadero es la manifestación del amor. El amor nos impulsa hacia la perfección y fortalece nuestro espíritu para guiar a los demás por el sendero de su evolución.

Un día, un niñito me dijo: – Seré cirujano.
-¿Qué te decidió a serlo?
– Mi hermanito murió. Voy a aprender cómo salvar las vidas de la gente…

El amor hace que nos empeñemos en desarrollar mayores aptitudes para poder ayudar a la gente.
Quien ama no puede ser herido ni ser susceptible. Siempre que nos sentimos heridos o susceptibles sabemos que no somos perfectos en nuestro amor. Cuando somos perfectos en el amor nadie puede herirnos. Irradiamos amor y aceptamos al prójimo como es. Amamos y tomamos contacto con la divinidad en el prójimo. Aunque un hombre nos cause problemas, vemos los resultados positivos de lo que él creó dentro de nosotros y estamos agradecidos.

El amor aumenta nuestra creatividad. Los grandes creadores son personas que aman grandemente. Irradian amor a todos. El amor les hace entender a las estrellas, al arco iris, a los océanos y ríos, a los árboles y flores, a las aves y los animales, a los seres humanos y la vida.

“Cristo es la encarnación del principio del amor cósmico. Quienes viven una vida de amor son colaboradores de Cristo. ”

La creatividad es un esfuerzo para traducir esta comprensión de todos los aspectos de la naturaleza, a través del color, la música, los movimientos, las palabras, las formas e invenciones. La creatividad es un esfuerzo por ayudar a que la gran Vida se manifieste más allá. El que crea es el amor. La Divinidad que está dentro de nosotros se manifiesta a través del amor.

El amor nos armoniza con la Jerarquía. Nadie puede trasponer los portales de la Jerarquía, de la enseñanza de los grandes Maestros, sin que el amor le escude y le inflame. El escudo nos protege en nuestro trayecto hacia ese portal, y la llama del amor lo abre.

Los miembros de la Jerarquía se llaman Señores de la Compasión. La Compasión es el fuego, y nadie puede atravesar el fuego sin que la llama del amor lo purifique.

El Maestro Djwhal Khul dice: “Mediante la pura luz del amor mutuo, podréis acercaros a mí y a los Maestros en el aspecto subjetivo de la vida y llegar más rápidamente al Portal que se abre en el camino iluminado.”

El amor nos convierte en colaboradores de Cristo y en fuente viva de la corriente de amor que el corazón del Sol derrama. Para trabajar con Cristo debemos tener un amor vasto, un amor que persista, perdone y ayude. Cristo es la encarnación del principio del amor cósmico. Quienes viven una vida de amor son colaboradores de Cristo. Y porque están cerca de El, se les revela gradualmente el Plan, el Propósito y la grandiosidad de la Vida espiritual.
Cristo es el Ingeniero del mundo único, de la humanidad única. El trabaja en pro de la transfiguración de la humanidad y en pro de la resurrección de sus asociados.

“Todos cuantos procuran ayudar a elevar a los demás, servir, iluminar, unificar, crear belleza, alegría y relaciones humanas correctas, son las flores de la corriente de la energía del amor. ”

El Maestro Djwhal Khul, al hablar acerca del amor, dice: “Cuando El venga en este siglo y haga sentir Su poder, lo hará como el Maestro del Amor y de la Unidad, y la nota clave que pulsará será la regeneración a través del amor derramado en todos”.

¿Cómo podremos trabajar con El si nuestros pensamientos, emociones y acciones no están purificados por el fuego del amor? Para ser un colaborador del Ingeniero mayor de la humanidad, es necesario experimentar una quíntuple purificación de: (i) Motivos, (ii). Pensamientos, (iii). Emociones, (iv). Cuerpo físico y (v). Expresiones.
Luego que Cristo hable del amor, generará la energía del amor y carga a los miembros de toda la Jerarquía con el fuego de un amor mayor, que podemos realizar cuando seamos uno de Ellos.

Así, la energía del amor se encauza, un año tras otro, dentro del contaminado lago de la vida humana, y nuestro sistema de comunicaciones del mundo anuncia principalmente los fracasos del amor y de la comprensión. Pero la energía del amor está creando milagros en millones de personas y grupos. Todos cuantos procuran ayudar a elevar a los demás, servir, iluminar, unificar, crear belleza, alegría y relaciones humanas correctas, son las flores de la corriente de la energía del amor.

Los comunicadores de la nueva Era empezarán cambiando la clave anunciadora e informativa, y nos revelarán la labor creativa que la energía del amor realiza en todo el mundo a través de ilimitados modos y formas.

________________________________________________________________
Extracto de Sol en Géminis, parte III, en Sinfonía del Zodiaco. Kier

bio-torkomTorkom Saraydarian (1917-1997), fue un profesor, escritor, conferencista y compositor de música sacra. Su legado está compuesto por más de 170 libros –de los cuales sólo la mitad de ellos han sido publicados; su mayor logro en sus escritos fue sintetizar y hacer comprensible en lenguaje común el enorme y complejo cuerpo de conocimientos de la Sabiduría Ancestral.

www.tsgfoundation.org

Temas relacionados

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments