fish2

El pescado y el daño por metales pesados

Comparte esto:

Análisis realizados por el Ministerio de Salud en Chile revelaron niveles de mercurio por sobre los permitidos legalmente en varias de las especies analizadas, principalmente en atunes y albacoras.

Hace algo menos de una década, se encontraron altos niveles de metales pesados en los pescados provenientes de las costas de Inglaterra y Noruega. Esto hizo que tomara fuerza el debate por los daños para la salud que podría traer ingerir estos metales. Chile también participa en esta discusión, pues la contaminación por mercurio del mar chileno, se debe, con alta probabilidad, a las centrales térmicas de carbón y la actividad minera, pues ambas liberan gran cantidad de mercurio al medio ambiente.

Según explica Alexander Mac-Guire, microbiólogo de la Universidad de British Columbia, Canadá, los metales pesados (plomo, mercurio, arsénico) son toxinas que se acumulan en los tejidos grasos del cerebro, lo que explicaría su relación con el déficit atencional y el autismo. Incluso, advierte, pueden provocar retraso mental.

Análisis realizados por el Ministerio de Salud en Chile revelaron niveles de mercurio por sobre los permitidos legalmente en varias de las especies analizadas, principalmente en atunes y albacoras. Información que sólo fue difundida gracias a la ONG Oceana, que la solicitó a través de la Ley de Transparencia.

Oceana posteriormente solicitó en dos ocasiones, el 7 de diciembre de 2011 y el 23 de marzo de 2012, al Ministro de Salud Jaime Mañalich, medir los niveles de mercurio y metilmercurio en peces, algas y mariscos, sin respuesta alguna hasta la fecha.

Las mujeres embarazadas deberían evitar consumir pescado, ya que el metilmercurio puede tener efectos muy negativos en la salud del bebé en desarrollo, afectando su capacidad de atención, lenguaje, habilidades visuales-espaciales, memoria y coordinación. Se estima que cerca de 60,000 niños cada año, nacen con riesgo de problemas neurológicos debido a la exposición al metilmercurio en el útero.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments