El Feng Shui, el arte del viento y el agua


Durante más de cinco mil años, el pueblo chino ha confiado en el feng shui para diseñar sus ciudades y construir sus hogares. Esta disciplina sobrevivió a siglos de tradición, y a partir de los 90’, ha tenido una asombrosa difusión en occidente.

Lucía Boero

El Feng Shui clásico, reúne varios sistemas y escuelas, sin embargo podemos sintetizarlo en dos grandes escuelas: una se encarga del Qi visible y la otra se encarga de Qi invisible.

Primero se revisa el entorno y las formas del paisaje, el diseño y la decoración en las casas, los colores, materiales y la posición de los muebles, esta primera capa corresponde a la escuela “Luan Tou”, la “Escuela de la Forma”, el estudio del Qi visible.

El análisis de Feng Shui se completa con la “Li Qi Pai”, o Escuelas de la Brújula (porque abarca varias escuelas) y se refiere al estudio de los flujos invisibles del Qi. En este nivel se ocupa la brújula, mapas de diagnóstico y fórmulas matemáticas.

No es solamente un “mapa bagua”, cada casa, cada departamento, tiene su propio “mapa de energías”. Para hacer un estudio profesional de Feng Shui se necesita la “edad” de la casa, el mapa energético se define según el año de construcción y las orientaciones magnéticas.

Con el “mapa energético” de una casa, se puede evaluar los diferentes tipos de energías que influyen en cada espacio y en qué condiciones se encuentran. Qi positivo y Qi negativo cubren distintos aspectos: salud o enfermedad, éxito o fracaso profesional, amor o discusiones en las relaciones de pareja o familiares, prosperidad o quiebres económicos, etc.

Para armonizar el flujo del Qi, la primera regla del feng shui es muy simple, el orden y las cosas bellas ayudan a que las energías otorguen sus mejores influencias. El mes de enero es el más apropiado para realizar un ordenamiento y limpieza general de las casas.

En los lugares donde hay desorden hay energía estancada. Un closet lleno de cachureos, cosas viejas que nunca ocupamos y que seguimos guardando “por si acaso” es un lugar con Qi estancado. Ese “por si acaso” encierra la inseguridad al futuro que tenemos en nuestro inconsciente. Repítase a sí mismo: “Es seguro dejar partir”. Para que entren cosas nuevas a su vida primero hay que despejar los espacios.

Este ordenamiento es una excelente terapia personal. Ordene su casa y se ordenará internamente. Poner en orden la casa significa también ordenar su vida, solucionar los asuntos pendientes, resolver las disputas, malos entendidos y ponerse al día con las deudas.

“Para armonizar el flujo del Qi, la primera regla del feng shui es muy simple, el orden y las cosas bellas ayudan a que las energías otorguen sus mejores influencias. El mes de enero es el más apropiado para realizar un ordenamiento y limpieza general de las casas.”

Los cambios anuales del Feng Shui

Aparte del mapa energético individual de cada casa, están las llamadas “Energías Anuales”, que son 9 energías que cambian cada año en el día del Año Nuevo chino, este año, el 4 de febrero. En el Feng Shui siempre se divide la casa en 8 sectores según los 8 puntos cardinales, tiene que ubicar cuál es el Norte en su casa, cuál es el Este, etc. Idealmente se hace con el plano de la casa y con una brújula.

Las armonización energética se hace con colores y objetos según los 5 Elementos chinos (Madera, Fuego, Tierra, Metal y Agua), lo que sugiero en este artículo es solamente una generalización, un análisis detallado debe ser realizado con un consultor de feng shui. Vamos a revisar algunas de las más importantes.

Para todas las casas, en el 2016 la energía de fracasos y problemas económicos estará en el sector Noreste o en la esquina Noreste de su casa. Muy importante, para limpiar y armonizar esta energía utilizar el elemento Metal, decoración hacia los tonos blancos, adornos plateados y/o dorados, mejor si son formas circulares o redondas. Y el sonido metálico es lo más efectivo para contrarrestar las energías negativas del FS, coloque un carillón de tubos metálicos por fuera para que suene con la brisa. No realice actividades importantes en el Noreste, es negativo para trabajar o estudiar.

Otra energía negativa que vigilamos es la que trae competencia desleal, discusiones y a veces hasta robos, este año se ubica en el Noroeste. Si hay puerta de entrada o de servicio en el Noroeste de su casa tenga cuidado con las cerraduras y vigile la seguridad. Se recomienda el elemento Fuego para armonizar esta energía, colocar algún adorno en tonalidades de rojo. Si la puerta de entrada de su casa está en el Noroeste, coloque un limpiapiés rojo.
De las energías positivas, la encargada del éxito y la prosperidad llega este año al sector Suroeste, este sector de la casa mejora mucho este año. Usted puede hacer honores y favorecer esta energía positiva colocando algo que represente al elemento Tierra, en colores son objetos en color amarillo, mostaza, café, o algo de cerámica, greda, piedras, y mejor si son formas cuadradas.

Y la energía de amor visita el sector Este, ella brinda también vitalidad y nuevas oportunidades. Apoya las buenas relaciones, el casamiento y la pareja. Esta energía se armoniza con elemento Madera, objetos o adornos en tonalidades de verde o una planta bonita sin hojas puntiagudas o un florero con flores frescas especialmente en tonos rosados.

Y recuerde lo más simple, las cosas bellas emiten Sheng Qi (qi positivo)… ¡ponga su casa bonita!

2016, el año del Mono de Fuego

Hay doce animales en el zodiaco chino, cada animal tiene su turno para gobernar durante un año. El anterior año del Mono fue hace doce años, en el 2004. Hay cinco tipos de Monos: Mono de Agua, Mono de Madera, Mono de Fuego y Mono de Tierra. El 2016 es un año Mono de Fuego, y el anterior Mono de Fuego fue hace sesenta años, en 1956.

El signo del Mono es símbolo de buena suerte, felicidad y jovialidad. Son muy originales, rápidos, inteligentes, astutos e ingeniosos. Es hábil, siempre se halla en continuo movimiento. Les gusta dirigir y están muy capacitados para desarrollar y dirigir empresas de gran envergadura. Con respecto a su personalidad nunca se sabe cuál va a ser su reacción, a veces ni el mismo se conoce en este terreno. Entre sus defectos puede ser oportunista, especulador y celoso.

Los elementos que rigen el 2016 son el Metal por el signo del Mono –la Rama del año- y Fuego Yang –el Tronco Celeste-. El Fuego Yang trae gran vitalidad, optimismo y alegría, solo que a veces trae también demasiada impulsividad. El Fuego del Tronco controla a la Rama Metal del Mono, esta relación de elementos indica que no podemos esperar un año libre de conflictos.

En un año Mono habrá aventuras, viajes e innovaciones, será un año entretenido de todas maneras. La política, las finanzas y el comercio jugarán un gran partido en que cada uno querrá salir ganando. Un año Mono trae muchas maneras nuevas y progresistas de hacer las cosas.

bio_lucia2Lucía Boero es consultora y profesora Senior Practitioner del Feng Shui Research Center, Canadá. Con experiencia de más de 15 años en feng shui, dicta cursos para todo público y la formación profesional del Feng Shui Research Center.

www.vientoyagua.cl

Temas relacionados

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments