» “Sé tú el Cambio que Quieres ver en el Mundo” -Gandhi

“Sé tú el Cambio que Quieres ver en el Mundo” -Gandhi
Iván Andrés Santandreu

El cambio que todos esperamos somos nosotros.  Ésa es una buena y una mala noticia. La buena noticia es que el cambio depende efectivamente de nosotros; la mala es que requiere esfuerzo.

[audio:http://www.mundonuevo.cl/revista/audio/mp3/78-setuelcambio.mp3]

El esfuerzo que se necesita es del tipo más arduo. Y no tiene nada que ver con el hecho de ir a protestar por Hidroaysén, la educación, la privatización de la semilla o los transgénicos. Eso sirve indudablemente, pero los cambios permanentes que todos deseamos requieren de un trabajo distinto.

Se trata de observarnos impersonalmente y dejar que el flujo de la vida nos muestre aquellas cosas que hay que eliminar o modificar dentro de nosotros, tales como hábitos, formas de relacionarnos y, en general, todo lo que compete a nuestros actos, que es lo que en definitiva depende realmente de nosotros.

Si somos dueños de nuestros actos y éstos están acordes con la armonía y el flujo de la Vida y de la Tierra, entonces estamos contribuyendo efectivamente al cambio planetario y, por ende, al de nosotros mismos.

Si, por el contrario, sólo nos centramos en los efectos y en los resultados esperados de nuestras acciones, estamos perdidos. No somos dueños del resultado de nada; sólo de nuestro esfuerzo y de nuestra intención. Eso es lo único que realmente poseemos.

En la medida que más desapego y más trabajo desinteresado por los demás y por el planeta realizamos, más nos olvidamos de nosotros mismos y de nuestros pequeños asuntos, más efectivos nos volvemos, pues nos unimos al carril rápido de la Vida y ya no viajamos por el pequeño y lento carril de nuestro anhelos y deseos personales, siempre limitados y estrechos en su visión de conjunto.

Puede sonar paradójico, pero la no actividad aparente es la fuente de grandes y revolucionarios cambios. En el centro del Ser, todo es posible; en la periferia, todo es difícil de lograr.

Si permanecemos atentos y vigilantes en nuestro centro, podremos vivir una vida en armonía con la Vida y, por ende, seremos agentes activos del cambio planetario en curso. Si, por el contrario, nos dejamos desestabilizar por los cambios externos que se suceden cada vez con mayor frecuencia a nuestro alrededor, entonces sólo seremos parte del problema y no de la solución.

Que la luz de nuestra alma guíe nuestros pasos hacia el centro de nuestro ser, en donde todo Es, única fuente de donde proceden todos los cambios verdaderos.

Publicado el 3 Jul, 2011

Escribe un comentario