» Curación con símbolos y agua

Curación con símbolos y agua
Layena Bassols Rheinfelder

De forma semejante a la homeopatía o las esencias florales, la curación con símbolos se basa en la posibilidad de curar enfermedades mediante transferencia de información puramente. Cualquier estado, ya sea de enfermedad o de salud, es información que se ha manifestado de esta forma en la materia.

Curación con símbolos y nueva homeopatía son denominaciones para un sistema de sanación holístico basado en investigaciones realizadas por el científico vienés Erich Körbler (1936-1994), que analizó la correlación entre la medicina china tradicional y los nuevos descubrimientos de la física cuántica y la radiestesia. De forma semejante a la homeopatía o las esencias florales, la curación con símbolos se basa en la posibilidad de curar enfermedades mediante transferencia de información puramente.

Cualquier estado, ya sea de enfermedad o de salud, es información que se ha manifestado de esta forma en la materia. Todo lo que existe, vibra, emite y recibe información está constantemente comunicándose. Y con «todo» nos referimos a lo que en la nueva física llaman organismos; no sólo la «materia viva», como las personas, los animales, las plantas y los microorganismos, sino también las piedras, los tejidos, los materiales, los colores, los símbolos curativos etc.

La curación con símbolos es un método holístico, es decir, toma en cuenta al hombre en su totalidad: cuerpo, mente y alma, y los factores externos que lo condicionan. Éstos son:

  • Su relación con el medio ambiente.
  • Las circunstancias sociales, familiares, profesionales y laborales.
  • La influencia del electrosmog.
  • Las geopatías.
  • Las toxinas, micosis y alergias, etc.

La curación con símbolos no solamente es adecuada para terapeutas profesionales, sino que permite que cada persona se autorresponsabilice de su salud y pueda ayudarse a sí misma, lo cual es válido sobre todo para casos agudos y también para dolores que se presentan de forma repentina. Para ello sirve el test, muy sencillo de aprender, utilizando una varilla y símbolos curativos.

Lo más fascinante de la curación con símbolos es precisamente esta sencillez. El paciente participa en la curación y, por tanto, asume la responsabilidad de sí mismo y de su salud.

El hombre —así como todo sistema vivo, incluso el agua—reacciona a la información. De ahí que pueda ser sanado a través de una correcta información. Esta apreciación lleva a afirmar que, frente a las enfermedades, se impone ante todo activar la autosanación de la persona. La sanación real se realiza primariamente en el plano de las ondas. Nuestras ondas y la información que contienen determinan el estado de la materia, es decir, de nuestro cuerpo. Una información nociva se puede transformar con símbolos curativos, que se usan tanto en la elaboración de agua sanadora como pintados sobre la piel. Allí actúan como antenas, cambian el campo de las ondas y conducen así a la armonía del sistema energético.

Pinturas sobre el cuerpo

En 1991 se encontró en el glaciar Similaun, en el límite entre Austria e Italia, una momia masculina de aproximadamente cinco mil años de edad, que los descubridores llamaron Ötzi. En su espalda mostraba rayas paralelas que se interpretaron inicialmente como tatuajes. Pero pronto se vio que, por el hecho de estar pintadas en la espalda, no podían ser tatuajes, ya que éstos se hubieran aplicado en una parte más visible del cuerpo, como la cara o el pecho. Así, se asumió que tales rayas y símbolos habían sido aplicados por razones curativas.

Ötzi muestra una cruz pintada debajo de la rodilla, zona que tuvo enferma, pues se encontró en ella un absceso. Körbler reconoció en estas pinturas antiguas los mismos símbolos que él estaba usando para la sanación: líneas paralelas y cruces de brazos iguales. Esto nos hace pensar que la curación con símbolos es una forma de curar muy antigua, quizá con cinco mil años de antigüedad.
Sabemos que también en otras partes del mundo se ha utilizado este tipo de medicina natural. Los indios de América, los aborígenes australianos, los hindúes, etc., han usado pinturas de este tipo sobre la piel para la sanación y para fortalecerse antes de combatir en una batalla. Por tanto, la curación con símbolos supone un método de autosanación de los pueblos antiguos para el hombre moderno.

Información modulada sobre la onda

Todo lo que existe es energía pura ondulante que se encuentra en constante intercambio con nuestro medio ambiente. Entendido así, no hay límites en este sentido. Nuestra piel, desde el punto de vista material, sólo es una separación aparente entre nosotros y nuestro medio ambiente; desde el punto de vista energético no hay separación a nivel de ondas. Estamos conectados constantemente con todo, especialmente con lo que nos rodea. La información es la que da forma a la materia y no al revés. Por eso la sanación en el ámbito de las ondas y de la información grabada es tan efectiva.

¿Cómo funciona la curación con símbolos?

Todo en este mundo vibra. No sólo el hombre, los animales y las plantas, sino cada molécula, cada átomo. También la «materia muerta», las piedras, los muebles, la ropa, las joyas, las cremas… Todo. Las ondas emitidas se topan con nuestras propias ondas y reaccionamos positiva o negativamente, del mismo modo que en la música hay tonos que armonizan y otros que no. Reaccionamos alérgicamente a las ondas que no son compatibles y que están desfasadas. Y esto puede suceder con personas o con ondas electromagnéticas como las producidas por nuestros aparatos eléctricos, el llamado electrosmog; pero también con las ondas de la tierra, emitidas por zonas geopáticas, y con determinados alimentos, sustancias químicas, polen, ácaros, medicamentos, etc. Con los símbolos podemos corregir las ondas desfasadas, de manera que vuelvan a ser compatibles con nosotros. Para ello examinamos con una varilla el grado de desfase de la onda incompatible y con el símbolo adecuado cambiamos la fase de la onda para que vuelva a ser compatible con nuestra propia onda. Examinar qué símbolo usar es bien fácil. Todo el mundo lo puede aprender.

Cambiar las ondas

Los símbolos se pintan sobre el cuerpo y el efecto es que mejoramos nuestro estado energético, acelerando de esta manera el proceso de «autosanación». La curación con símbolos se sirve de la medicina china tradicional; son precisamente los puntos de la acupuntura aquellos sobre los que se suelen pintar los símbolos, aunque también puede hacerse directamente sobre la zona afectada, como en el ejemplo que he mencionado anteriormente. En este sentido, el tratamiento es parecido a la acupuntura, pero con la ventaja de que prescinde de agujas, cuya aplicación resulta a veces desagradable. Puede aplicarse durante largos periodos de tiempo, ya que el propio paciente está capacitado para pintarse los símbolos sin tener que acudir al practicante o especialista.

Curación con agua

A la vez, el propio paciente puede crear un remedio individual a partir de un vaso de agua. Este remedio, aparte de gratuito, es muy efectivo. La forma de hacerlo es la siguiente: sostienes con la mano izquierda la «información» que quieras pasar al agua mientras sujetas un vaso de agua con la mano derecha. La información (expresada en un papel, en el que se indica el síntoma, la enfermedad o cualquier deseo o pensamiento que se quiera utilizar para el tratamiento, así como el símbolo prescrito para la curación) pasa al agua por el efecto izquierda-derecha, como veremos más adelante. Después de uno a tres minutos, la información está en el agua, que a continuación puedes beber.

¡La responsabilidad de curarte esta en tus manos!

Bebiéndote esta agua transportas la información a todas tus células, acelerando la curación. Y verás que de esta forma, con frecuencia, desaparecen las alergias, se calman los dolores, dejan de picar las picaduras de insectos, etc. Incluso los traumas psíquicos, que no son otra cosa que ondas desfasadas, a menudo pueden ser tratados sin psicoterapias de larga duración. El campo de aplicación es muy amplio: enfermos, niños, animales, plantas, hábitats, etc.

Seguramente todavía estamos en el comienzo. Todavía nos falta mucho para llegar al final de la investigación, al final del enigma de este fantástico método que ha cambiado mi vida y mi modo de pensar, y el de muchos alumnos y colegas que con su creatividad han contribuido a la realización de este sueño. Vi-vimos en la era de Internet, del intercambio y de la transparencia. Es hora de que el hombre y la mujer asuman la responsabilidad de su propia curación, que está en tus manos.

Curación con Símbolos y agua. Layena Bassols Rheifelder, 2006.

Desde tiempos remotos se han utilizado los símbolos para la sanación, como ha quedado plasmado en las pinturas de los aborígenes, de los indios de América y en la momia de Ötzi, encontrada en los Alpes. Hoy día los científicos han comprobado que su efecto sanador es debido a que los símbolos pueden cambiar la información de las ondas.

Los símbolos han sido utilizados con este propósito, bien pintándolos sobre el cuerpo, o bien creando remedios homeopáticos personalizados a partir de un vaso de agua. Se aplican sobre personas, animales, pantas, el hábitat y, probablemente, en muchos otros ámbitos.
Este libro es una invitación al descubrimiento de un nuevo método de sanación basado en la modificación de la información de las ondas a través de símbolos y su aplicación sobre el agua transformándolo en un remedio homeopático. Participa en este milagro de la naturaleza y te sorprenderás.

Layena Bassols Rheinfelder, es naturópata (Heilpraktikerin), directora del del Instituto de PraNeoHom® y autora de numerosas publicaciones. Aprendió curación tibetana, constelaciones chamánicas (íconosdel alma) y la Nueva Homeopatía que llamó Pra NeoHom®. En el año 2003 escribió los siete libros de estudio (PraNeoHom® - Lehrbücher) sobre la curación con Símbolos y creó el estudio de la PraNeoHom®, organizando congresos para su expansión. En el año 2007 apareció su libro Curar con Símbolos (Heilen mit Zeitchen)

www.praneohom.de

Publicado el 25 Jun, 2012

Escribe un comentario