Por Andrew Weil

 
Primero, ud. oye que "los celulares pueden causar cáncer"; y luego, que "no se ha encontrado relación entre los teléfonos celulares y los tumores cerebrales". Si al igual que yo ud. es uno de los millones de personas que usan un teléfono celular, probablemente estará confundido y preocupado por estos informes.


   Cada nuevo estudio pareciera encontrar diferentes resultados. Sin embargo, las compañías telefónicas -sin duda alguna- mantienen que no hay relación entre teléfonos celulares y la enfermedad. Para separar los hechos de la ficción, recientemente hablé con mi amigo Louis Slesin, PhD, director de Microwaves News, un boletín que investiga la salud y su relación con la radiación electromagnética. En definitiva, las antenas de los teléfonos celulares emiten ondas electromagnéticas, que es una forma de radiación. No obstante, aún es un hecho poco claro si esa radiación causa algún daño cuando

ingresa al cuerpo. Durante este último verano, tres estudios (publicados en Journal of the American Medical Association, Journal of the National Cancer Institute y New England Journal of Medicine) no encontraron relación entre teléfonos celulares y el cáncer cerebral. Sin embargo, el Dr. Slesin señala que estos resultados debieran ser la primera y no la última palabra frente a la seguridad que ofrecen los teléfonos celulares: no se han realizado estudios a largo plazo en relación con los efectos del uso de celulares, y la mayoría de los estudios realizados hasta la fecha se han centrado en modelos antiguos análogos y no en los nuevos modelos digitales.

   Aunque el riesgo de cáncer cerebral por uso de teléfonos celulares es mínimo, un nuevo estudio sugiere que existe una relación entre éstos y el cáncer a los ojos (Epidemiology, enero 2001). Incluso, aun cuando los celulares no causaran cáncer alguno, el Dr. Slesin sospecha que éstos podrían incrementar el riesgo de condiciones neurológicas, como la enfermedad de Alzheimer. Investigaciones europeas han descubierto otros efectos en la salud, tales como congestión nasal, dolores de cabeza y presión alta en personas que ocupan el teléfono celular por más de unos pocos minutos.

   Todavía no se sabe exactamente qué quieren decir todos los resultados de las investigaciones. Pero, ciertamente, éstos formulan suficientes preguntas como para que yo piense que es prudente tomar ciertas precauciones sobre los teléfonos celulares:

  • Uso Limitado. Reduzca la exposición a las ondas electromagnéticas hablando corto, y use teléfonos de red fija cada vez que sea posible. Yo uso mi teléfono celular para emergencias y para llamadas ocasionales cuando me encuentro fuera de casa. Dejando las radiaciones a un lado, creo que el uso frecuente de celulares puede ser emocionalmente poco saludable, ya que tiende a aislarlo del mundo que lo rodea.
  • Manos Libres. Yo ocupo el sistema de manos libres que viene con un audífono y micrófono, de manera que puedo hablar sin tener que sostener el teléfono contra mi cabeza. Algunas investigaciones sugieren que el uso de estos audífonos incrementan la radiación del teléfono celular en el cerebro. No obstante, yo pienso que existe mayor evidencia de que los aparatos con manos libres reducen significativamente la exposición a la radiación.
  • Manejo Distraído. Conversar por teléfono mientras se conduce cuadruplica la posibilidad de un accidente. Mantenga las llamadas desde su auto al mínimo y use el sistema de manos libres mientras maneja.
  • Claridad de la Señal. A menos que sea una emergencia, evite hacer y tomar llamadas cuando la señal sea débil o haya interferencia. El teléfono celular emite mayor radiación cuando intenta comunicarse con una señal débil.
  • No a los Niños. Algunos padres usan el celular para estar en contacto con sus hijos. Sin embargo, el sistema nervioso en crecimiento de un niño podría estar en mayor riesgo por la radiación, razón por la cual en algunos países europeos se aconseja que los menores de 16 años no usen celulares.
  • Resguardos Médicos. Los teléfonos celulares interfieren con los equipos médicos, tales como monitores de actividad cardiaca y ventiladores. Por esta razón, muchos hospitales han prohibido su uso. Los celulares también pueden afectar a los marcapasos; de manera que si usa uno, evite guardar el celular en un bolsillo cercano a su pecho.

 

 

 
 


mundo nuevo® y guía holística® son marcas registradas.
Av. 11 de Septiembre 1945, Of. 509, Providencia, Santiago, Chile
Fono: (56) (2) 363-9693 Fax: 363-9683
E-mail :
revista@mundonuevo.cl