Revista Mundo Nuevo
Ir al home
 
   
revista 
  Plantas Medicinales ver serie completa
 

Matico
(Buddleja globosa)

Sugerencias para el Uso del Matico

Infusión y polvos: (Curación de heridas). Se prepara con una hoja picada, a la cual se le agrega una taza de agua hirviendo. Se deja enfriar, y se usa para lavar heridas. Luego, se aplican hojas picadas finamente sobre la lesión.

Cocimiento: (Curación de heridas). Durante 10 ó 15 minutos, se hace hervir un gran puñado de la planta en un litro de agua. Se deja enfriar y se usa para el lavado de heridas.

Compresas y Lavados: (Curación de heridas). Se empapa un paño limpio con infusión o cocimiento y se coloca sobre la herida afirmando con una venda.

Infusión: (Para úlceras y trastornos digestivos). Se prepara con una hoja picada, a la cual se le agrega agua hirviendo. Se bebe después de las comidas.

Pomada: (Para curación de heridas). La pomada se realiza en dos etapas:
1. Maceración: Se remojan 100 gr. de hojas de matico en medio litro de alcohol, por una semana.
2. Elaboración de la pomada: Se cuela el macerado y se filtra con un paño limpio o filtro de papel. Se calienta al baño maría medio kilo de vaselina sólida y se le agrega el filtrado. Se revuelve hasta lograr una mezcla homogénea. Se aplica sobre la lesión, después de lavar la herida.

Descripción

El matico es una planta nacional de grandes virtudes medicinales. Sin embargo, su fama ha trascendido poco fuera de nuestras fronteras y, por esta razón, la información química y farmacológica existe casi exclusivamente en Chile.

El componente más importante, desde el punto de vista cuantitativo, y al que se atribuye en parte sus virtudes cicatrizantes, es el tanino (Gautier,1956; Zinn, 1929; Montes y Wilkomirsky, 1985). Esta sustancia se encuentra en una concentración de 5,7%.

Otros constituyentes importantes son varios tipos de alcaloides, a los que se les atribuye un efecto relajador de la musculatura lisa (Montes y Wilkomirsky, 1985).

Por último, se señala la presencia de numerosos glucósidos, especialmente de tipo flavonoides.

Sin duda, la principal propiedad medicinal de esta planta es la de ayudar en la cicatrización de todo tipo de heridas, ya sea externas o internas. De aquí deriva su utilidad en el tratamiento de la úlcera digestiva. Externamente, su efecto benéfico sobre heridas de lenta cicatrización es muy sorprendente, lo que ha contribuido en mayor medida a su gran reputación. El Padre Zinn (1929) le reconoce, además, bondades hemostáticas y un efecto benéfico en algunos trastornos de las vías urinarias. Sin embargo, la principal -y que parece útil mantener en primer lugar- es su propiedad vulneraria, vale decir, cicatrizante de heridas.

Visite nuestra serie Flores de Bach

 

Documento sin título




mundo nuevo® y guía holística® son marcas registradas.
Av. Nueva Providencia 1945, Of. 1307, Providencia, Santiago, Chile
Fono: (56) (2) 363-9693
revista@mundonuevo.cl